Papa Francisco bautiza gemelas siamesas separadas en Bambino Gesù

El Papa Francisco bautizó a las dos niñas, gemelas siamesas unidas por la cabeza, separadas recientemente con éxito en el Hospital Bambino Gesù durante una compleja operación.

Ervina y Prefina, las hermanas de dos años nacidas en la aldea de Mbaiki, cerca de Bangui, capital de la República Centroafricana, recibieron el bautismo de manos del Pontífice el pasado jueves 7 de agosto por la tarde en la capilla de Casa Santa Marta.

Según comunicó a ACI Prensa la sala de prensa del Hospital se trató de una ceremonia “privada y reservada”.  Sin embargo, la noticia del bautizo presidido por el Santo Padre trascendió tras la publicación de un mensaje en el perfil oficial de Twitter de la ex ministra de comunicación de la República Centroafricana, Antoinette Montaigne.

“La madre había expresado el deseo de este bautismo y había escrito una carta al Santo Padre, que ha aceptado la petición. Junto a la madre, estuvieron presentes en la ceremonia la presidenta del Hospital Bambino Gesù, Mariella Enoc, y algunos médicos y enfermeros”.

Los padrinos de las niñas fueron dos de los cirujanos que se pararon a las gemelas, una enfermera y la mediadora cultural que permaneció junto a la madre desde el primer día de ingreso hospitalario.

En la respuesta remitida a la pregunta de ACI Prensa, el comunicado del Hospital finaliza señalando que “con la voluntad de custodiar la privacidad de ese momento, podemos decir que fue una gran alegría para la madre y para todos nosotros”.

La historia de Ervina y Prefina cambió cuando la presidenta del Hospital Bambino Gesù, Mariella Enoc, las conoció en julio de 2019 cuando se encontraba en la República Centroafricana, donde el Bambino Gesù apadrina uno hospital local.

La presidenta del Bambino Gesù decidió ayudarlas e inició las gestiones para su traslado a Roma y que pudieran ser valoradas en el Hospital del Papa.

Finalmente, las pequeñas llegaron a la capital italiana en septiembre de 2019 e iniciaron un largo y complejo tratamiento que incluyó tres intervenciones quirúrgicas.

La última operación tuvo lugar el 5 de junio de 2020 para la separación definitiva de los cráneos. La intervención duró 18 horas e implicó la participación de 30 personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *