Arzobispo de Los Ángeles desmiente calumnias contra San Junípero Serra

En una carta a los fieles con ocasión de la próxima Fiesta de San Junípero Serra, el Arzobispo de Los Ángeles y presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), Mons. José Gomez, desmintió las calumnias vertidas en los últimos días contra quien es considerado el Padre y Apóstol de California.

Mons. Gomez, el primer inmigrante mexicano en ser elegido presidente de la USCCB, precisó que “está claro que quienes atacan el buen nombre de San Junípero y vandalizan sus monumentos, no conocen su verdadero carácter o sus verdaderos antecedentes históricos”.

“Los crímenes y abusos de los que se culpa a nuestro santo, las calumnias que hoy se difunden ampliamente en internet y que algunas veces son apoyadas por figuras públicas, realmente ocurrieron mucho después de su muerte”, señaló.

En los últimos días se han producido diversos actos de vandalismo en distintas ciudades de Estados Unidos contra monumentos a personajes españoles, como Cristóbal Colón y San Junípero Serra.

San Junípero Serra, canonizado por el Papa Francisco durante su viaje apostólico a Estados Unidos en 2015, fue un misionero franciscano español que evangelizó la zona del actual estado de California. En las varias misiones que fundó en la zona enseñaba a los indígenas nociones de agricultura, ganadería y albañilería.

En 1773, San Junípero Serra escribió a Antonio María de Bucareli y Ursúa, entonces virrey de la Nueva España (actual México) su “Representación sobre la conquista temporal y espiritual de la Alta California”, considerada la primera declaración de derechos de los indígenas en Norteamérica.

Falleció en la Misión de San Carlos Borromeo, actual Monterrey (Estados Unidos), el 28 de agosto de 1784. Fue beatificado por San Juan Pablo II el 25 de septiembre de 1988 y el Papa Francisco lo canonizó el 23 de septiembre de 2015.

En su carta, el Arzobispo de Los Ángeles recordó que “el verdadero San Junípero luchó contra un sistema colonial en el que los nativos eran mirados como ‘bárbaros’ y ‘salvajes’ y cuyo único valor era estar al servicio de los apetitos del hombre blanco”.

“Para San Junípero, esta ideología colonial era una blasfemia contra el Dios que ‘creó (a todos los hombres y las mujeres) y que los redimió con la preciosísima sangre de su Hijo’”, añadió.

San Junípero Serra, continuó el Prelado, “vivió y trabajó junto con los pueblos nativos y pasó toda su carrera defendiendo la humanidad de ellos y protestando por los crímenes e indignidades cometidos en su contra”.

“Entre las injusticias a las que se enfrentó en su lucha, encontramos en sus cartas, pasajes desgarradores, en los que denuncia el diario abuso sexual de las mujeres indígenas por parte de los soldados coloniales”, dijo.

Mons. Gomez precisó que “la trágica ruina de las poblaciones nativas ocurrió mucho después de que Serra se hubiera ido y de que las misiones se hubieran cerrado o ‘secularizado’. Los académicos serios concluyen que Serra mismo era un hombre amable y que no hubo abusos físicos ni conversiones forzadas mientras él presidió el sistema de misiones”.

El Arzobispo de Los Ángeles acompañó su carta de una meditación espiritual “compuesta, casi en su totalidad, por palabras tomadas de los sermones y cartas de San Junípero”.

“Les ofrezco esta meditación junto con esta carta, para que les sirva para su oración y reflexión conforme vamos trabajando, juntos, para promover la sanación de los recuerdos y el fin del racismo que todavía infecta a los sistemas e instituciones de nuestra nación”, dijo.

“Oren por mí y yo oraré por ustedes. Que Dios les conceda la paz a ustedes y a sus familias. Encomendémonos todos al Corazón Inmaculado de María, nuestra Santísima Madre”, concluyó.

Para leer el texto completo de la Carta a los fieles para el memorial de San Junípero Serra, puede ingresar AQUÍ.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *